sábado, enero 14, 2006

Partida de Critaturas y Cultistas

Es un juego de cartas del que ya habréis leído en blogs como el de de David GP (ver enlaces).
Bien, pues ayer jugamos una partida. En un principio tuvimos un pequeño lío con las reglas, pero después estaban dominadas, XD.
El juego está bien para pasar el rato, pero sinceramente, creo que la impresión general no fue la mejor. Vamos que, por lo menos yo, no salté de alegría deseando volver a juga, como me pasó con otros juegos de cartas.
En mi opinión, el juego depende mucho de los dados, del azar y como comentaba Cp, las cartas están muy descompensadas en algunos casos, pues hay que reconocer que algunas eran muy brutas.
En definitiva, yo le daría una puntuación de un 6, bastante por debajo de otros juegos de cartas como el Ciudadelas o el Munchkin.
Pero bueno, estas son mis opiniones y puede que otros que hayan jugado no opinen lo mismo.
Por cierto, se juega con una hoja de personaje, y cada jugador tiene seis cartas que va utilizando en su turno y, en ocasiones, cuando es atacado (para defenderse, contraatacar...). Las cartas que tiene en la mano el jugador no se podrán jugar todas en su turno, sino que tiene una serie de limitaciones.
También hay unas cartas, que llevan el título de "Bizarría" que tienen que jugarse de forma obligatoria al comienzo del turno, si es que el jugador las tiene entre sus seis cartas. Estas cartas pueden ayudarte (dándote puntos, por ejemplo) o hacerte putadas, eso depende de tu suerte.
Ah!! Y gana quien consigue invocar a su Dios o acabar con el resto de los jugadores matándole a los adeptos del culto.

2 Comments:

Blogger Blagdaros said...

A mi no me gustó. Le veo muchos defectos:

-Los jugadores tardan mucho esperando a que los demás actúen. No hay demasiada interacción-todo lo más defenderte si eres atacado, lo cual tampoco es que de lugar a muchas opciones- con lo cual, resulta aburrido esperar tu turno.

-Se recurre demasiado a las tiradas, lo cual hace más lento el juego.

-Está totalmente descompensado. Hay cartas que dan la partida sin remedio y otras que le dan la vuelta a la tortilla, con lo cual es fácil que una partida se convierta en un subibaja constante y sin fin, al igual que sucedía con el Munchkin.

-Es casi imposible repeler un ataque. Tiradas de 8 o menos en el mejor de los casos, no me parece algo razonable tirando 3d6.

-Es un juego demasiado largo. Al ritmo que íbamos, supongo que la partida no habrá durado menos de dos o tres horas. Demasiado para un juego de cartas.

-Tiene poca estrategia. Los pasos a seguir se ven demasiado claros y la variabilidad de una partida a otra no parece mucha.

Sí, ya sé que no jugué la partida entera, pero en lo poco que jugué esa fué la impresión que saqué.

Mi puntuación es de 4. Y esto es porque pese a todo, la idea me parece original.

16:24  
Blogger Soraya said...

Vaya, que exigente.
La verdad es que estoy de acuerdo contigo en todos los puntos (de hecho, algunos ya los mencioné yo).
En resumen, muy cierto todo lo que dices. Y la partida no se a que hora acabó, pero si es cierto que aburría un poco esperar a que te tocase de nuevo.

17:53  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home